miércoles, 23 de enero de 2013

Extrañando

Hoy estuve pensando en que siempre quise ser grande. De chica, solo quería crecer, para ser independiente,  para poder tomar mis propias decisiones, para encontrar mi camino en la vida. 
Hoy siento el cansancio, la responsabilidad, muchas cosas llevo sobre mis hombros. Recuerdo esa época donde mis preocupaciones y responsabilidades eran otras. Hoy día miro hacia atrás y todo aquello que me preocupaba ya no está. No es que todo fuera sencillo en esa época, pero no tenia las cargas que llevo ahora. 
Se que en el futuro sera igual. Mirare hacia atrás y ya no tendré las preocupaciones que tengo hoy. Es que el ayer ya pasó, nada puedo hacer para recuperarlo, y el mañana,como suelen decir, es historia. Hay que aprender a llevar las cargas del propio día. Cada día trae su afán.
No me voy a quejar del ayer. Fue un tiempo hermoso, con personas hermosas, amadas, que aunque hoy ya no estén, siempre vivirán en mi corazón. 
A veces, me entra la nostalgia y solo quisiera escuchar algunas voces, oler algunos perfumes, estrechar algunos brazos. Es normal. Las personas amadas siempre se extrañan cuando ya no están  El tiempo no vuelve, no espera por nosotros y nosotros tampoco esperamos. No sabemos esperar. Necesitamos imperiosamente tomar decisiones todo el tiempo. "Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos." Que cambia? Que cambiamos? Que duele? Cuando deja de doler? Cuando dejamos de extrañar a los que ya no están? Y a los que están lejos? Y a los que decidieron alejarse o alejamos de nuestras vidas? Aquellos que perdimos por la inmadurez de los tiempos de la vida?
Muchas preguntas. Muchos deseos. Algunas cargas. Quiero tomar solo las que pertenecen a este día y ponerlas a los pies de la Cruz de Jesús, mi mas fiel amigo, el que escucha todos mis pedidos, el que oye atentamente y perdona todas mis quejas. Mi único amigo.

2 comentarios:

encarni dijo...

Hola Laura, siempre extrañaremos a los que no están cerca, me pasa igual.
Un gran abrazo para tí y Agus.

Lauri y Agustin dijo...

Gracias Encarni... Un beso grande!