viernes, 29 de noviembre de 2013

Todo cuanto quiero


Todo cuanto quiero es tu mirada. Para nada me atrae la fortuna de este mundo, ni la gloria, ni el ser vista, ni el poder. No me atrae hablar frente a miles de personas, ni cantar, ni actuar, ni ser vista. Quiero ser invisible y visible, solo para vos. Podría decirlo una y mil veces. No me interesa escribir ningún libro, aunque este lleno de dulces palabras. No me importa que sustraigan lo que escribo para vos. Todo lo quiero es tu mirada. Todo lo que busco es tu sonrisa. Todo lo que quiero, sos vos. En un mundo lleno de mascaras, te veo a vos, a mi, mirándonos, sonriéndonos. Dicen que todo es vanidad. Yo solo veo nuestras sonrisas; El espejo de nuestras almas.