domingo, 23 de junio de 2013

Diarrea y aprendizaje

Como muchos de ustedes saben, Agus ya controla esfinteres.  Con el pis, fue a los cinco años y con la caca, hasta el año pasado, cuando quería hacer, nos  traía el pañal y luego, cuando ya había hecho lo suyo, traía las toallas húmedas para que lo limpiemos.

Ahora hace solo en el inodoro, aún no se limpia, es algo que puede hacer, pero vamos despacio, no nos preocupa mucho el tema, sabemos que lo va a asimilar en sus propios tiempos, cuando esté listo, como todos sus aprendizajes.

Esta madrugada sucedió algo imprevisto. Agustín se despertó como a la una de la mañana, se bajo de la cama y fue al baño corriendo. Se sentó y comenzó a llorar. Agus tenía diarrea. Su primer diarrea desde el control de esfinteres. Es mas, solo ha tenido diarrea una o dos veces de pequeño, no creo que recuerde esa experiencia.  El llanto era intenso, él no entendía que ocurría y con sus ojos miraba hacia el inodoro, para luego mirarme,  como diciendo "mira, mama lo que me pasa". 
Me agache a su altura y le explique muy tranquilamente:
"Agus, lo que te pasa se llama diarrea, seguramente comiste algo que te hizo mal, no te preocupes, a todos nos pasó alguna vez. A mi, a papá, a la abuela Juana. Cuando tenes diarrea te puede doler la panza y no podes controlar la caca, tenes que salir corrrrrriendo al baño".
Allí Agustín dejo de llorar. Le dimos un baño calentito y volvió a la cama. Luego volvió a salir corriendo al baño, lo limpié y volvió a la cama. Nos mostraba que le dolía la panza, así que le dije que iba a orar por el.
Puse mis manos en su panza y pedimos a Dios:

"Señor, te pedimos que pongas tu mano de sanidad sobre Agustín, para que no le duela la panza y pase su diarrea. En el nombre de Jesús, amen."

También le dije que estaba orgullosa de el, por como se había despertado para ir corriendo al baño. Mi voz sonaba mas calma que de costumbre. Note que casi no parecía mi voz y pensé en la calma que mantuve en ese momento. Son momentos que no se dan nunca, la primera vez que nos pasa algo así. Mi corazón estaba confiado.
Agus volvió a dormirse y ya no tuvo diarrea. Gracias a Dios.

Luego, charlamos con Raul acerca de como esta madurando nuestro hijo. Creo que la diarrea fue una experiencia de aprendizaje. A veces no podemos elegir que nos toca a nosotros, o a nuestros hijos, pero si podemos decidir si tomaremos esa experiencia para hacer de ella un  aprendizaje enriquecedor para todos.

Agus aprendió que la diarrea no se controla, que hay que ir corriendo al baño y que eso esta bien, es natural a veces, y nosotros aprendimos que nuestro niño, es cada día mas inteligente y que esta preparado para enfrentar situaciones que ni pasan por nuestras cabezas. Un genio.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, soy madre de un niño diagnosticado con autismo y voy a regresar a tu blog para seguir leyéndote, porque realmente me has hecho sentir acompañada con tus experiencias y consejos.

Me alegro por todos los progresos que ha hecho tu hijo, recibe todo mi entendimiento y un gran abrazo desde México.

Lauri y Agustin dijo...

Hola! Gracias por visitar el blog!

Anónimo dijo...

Hola doy vanesa e segundo tu foro sobre todo con la dieta..quisiera consultarte sobre la candida y tratamiento y que mejoras obtuvistes..me intereso sobre el fluconasol y todo eso...mi hija esta con la dieta pero ha tenido que luchar con la candida hemos gastado mucho y no han dado grandes resultados e incluso medicamentos fuera de chile..gracias saludos y besos a la distancia