martes, 5 de enero de 2010

Estudios previos al diagnostico.Cuando el diagnostico presunto te cambia la vida

Estos son alguno de los estudios previos al diagnostico de Agustín. Los tres los hicimos en el Mes de Marzo de 2008. Me acuerdo que los primeros días de Febrero de ese año, cuando el Dr. Sologuetúa nos dió las ordenes para realizarlos, leí en diagnostico presunto, "TGD". En ese momento pensé: "¿Que cuernos es el TGD?" Ni bien llegué a casa empecé a buscar informacion en internet, fué cuando vi la palabra AUTISMO por primera vez... El autismo se metía en mi familia sin permiso, sin ser llamado. De alguna forma empecé a entender tantos signos, tantas cosas que carecían de significado empezaban a cuadrar en un diagnostico. En esos días Agustín se adentraba cada día mas en si mismo. Nuestro hijo estaba totalmente desconectado del mundo y de su entorno. Yo empezaba a desconectarme de mi mundo, de mi trabajo, de mis amigos, en ese entonces yo no podía continuar mi vida así como así. Necesitaba pasar todo el tiempo posible a su lado, traerlo de regreso, necesitaba su mirada como al mismo oxigeno, para poder seguir viviendo. Fue así como renuncié a mi vida como la conocía hasta ese entonces. No me arrepiento. Algunas cosas hermosas han quedado en el camino. Sin duda que extraño gente, situaciones, risas y abrazos. Pero de a poco voy recuperando lo que mas deseo en mi universo. Su mirada. Sus caricias. Sus besos. Hijito mio, por vos vivo, y muero. La vida no es fácil y para ganar, a veces hay que sacrificar; la recompensa entonces, supera con creces el sacrificio. La vida de una familia con el autismo dentro de casa no es fácil. Se basa en estructuras, en orden y en rutinas. En tratamientos, en medicinas alternativas y todo lo que pueda ayudar. Lo que en algún momento critiqué y me dió risa, hoy me ayuda. La vida cambia, y nosotros cambiamos con ella. Lo que no debemos permitir jamás, es que el autismo se lleve nuestra felicidad.Somos nosotros quienes tenemos que sacarle una sonrisa al autismo.
Las barreras del autismo son penetrables, y lo que sembramos hoy, lo recogeremos con alegría en el futuro. Ya no veo al autismo como un enemigo. Es parte de nuestra vida y hasta me estoy haciendo amiga, porque para poder involucrarme necesito conocerlo. Vivir una vida normal aun no es posible y quizás nunca lo sea, pero vivir cada minuto con alegría y amor si lo es. Y yo elijo el plan B para mi vida.
Al autismo no lo puedo echar, ni aun mandarlo de vacaciones; Por ahora. Es la fe en Dios lo que nos mantiene con fuerzas. Es la esperanza que hace que el naufrago agite sus brazos en medio de las aguas, aun cuando no vea tierra por ningún lado.


Los tres estudios tuvieron resultados normales.

4 comentarios:

sarah dijo...

Laura, solo puedo decirte que estoy contigo. Que tus palabras hablan de gran aceptación, de esperanza y de amor, y quizá todo eso sea lo que más ayude en el tema del autismo. Gracias por compartir!
abrazos!

caro y facu..feliz 2010 !!!!! dijo...

si lau para ganar hay que sacrificar y aveces mucho pero en este caso lo vale todo no??? besosssssssssssssssss

Rosio dijo...

Lau:
Llega un momento que esa palabra deja de asustarte y por ende el diagnóstico de dolerte. Y alli se inicia un camino de disfrute, de amor y de fé.
Me gusto la entrada, realmente es así también como ahora percibo la condición de mi hija.
Cariños
rosio

Lauri y Agustin dijo...

Amigas: Muchas gracias por sus palabras, es bueno sentirse entendida dentro de un mundo que no entiende demasiado.
Beso gigante para ustedes!